La cantidad mínima a cobrar, realmente depende mucho del nicho de mercado al cual está tratando uno de llegar, y de la dimensión o de lo grande que sea el problema que uno está tratando de resolver. Entonces, esto depende mucho del mercado. Como bien puede ser que uno su primer producto sea un libro digital y este libro digital lo pueda vender uno por 17, 27, 37 dólares, depende mucho del nicho de mercado al cual uno se está dirigiendo.

A mi juicio, realmente no es tan importante la variable de precio a vender, porque mi experiencia es que a través del internet si uno tiene todas las herramientas de fidelización -boletines, listas, etcétera- es exactamente el mismo trabajo y esfuerzo vender un producto de 17 dólares por ejemplo, a vender uno de 500 dólares o más. O sea, la labor y el esfuerzo de marketing es exactamente lo mismo.

Una de las cuestiones que es bien interesante, es que cuando la gente empieza o tiene la idea de tener un producto para desarrollar, lo primero que se les viene en la mente es un libro electrónico, y está muy bien para empezar. Sin embargo el hecho de empezar con un libro electrónico a mi juicio trae bastantes obstáculos, siendo el primero de ellos el hecho de que toma mucho tiempo escribir un libro.

Cuando la gente empieza pensando en un libro digital, generalmente es un esfuerzo que le puede tomar tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho meses, un año. Incluso he visto muchos casos que duran dos años escribiendo el libro, tres años escribiendo el libro, cuatro años perfeccionándolo, agregándolo, borrándolo, y en últimas nunca lo terminan de lanzar.

De tal manera que si fuera mi caso el de dar una recomendación, hay muchas, pero muchas otras formas mucho más fáciles, muchas más sencillas, que en cuestión de dos o tres días puede tener uno listo su producto, y además, con unas ventajas adicionales.

El libro digital el segundo problema que tiene a parte del desarrollo, es que por más que uno sea experto en ese tema. Escribir un libro toma su tiempo, pero el segundo es que el valor percibido que tiene un libro digital es mucho menor que si yo estuviera ofreciendo exactamente el mismo contenido bajo un formato completamente diferente. De tal manera que es muy difícil que alguien vaya a pagar sumas altas por un libro digital, por más que tenga 500.000 páginas, por más que esté uno ofreciendo gran cantidad de información, por más que uno esté muy bien posicionado en el mercado. En la mente de una persona, un libro digital tiene como un precio fijo de lo máximo que estaría dispuesto a pagar.

Pero si uno coge exactamente el mismo contenido, el mismo libro digital, el libro digital que quería hacer en un comienzo, y en vez de ofrecerlo en formato de libro lo ofrece en formato de audio, puede ser MP3 descargables, el precio percibido es mucho más alto, y si le agregamos video a esto, podemos comandar más precio, o sea, podemos pedir un precio más alto sin requerir un esfuerzo adicional.

Y lo mismo si uno incluye varias formas de contenido, o sea si mi contenido va a ser en audios, si va a ser en video, si va a ser en PDF, o si le voy a agregar teleseminarios. Mientras más completo y más diverso sea el contenido, por más de que el contenido sea lo mismo que tenga uno pensado vender, pues mayores los precios van a ser.
Cuando uno tiene un curso, es mucho más sencillo, cuantos más componentes sean, que no sea solamente un libro digital sino que por ejemplo sean una serie de teleseminarios, o la grabación de una serie de teleseminarios, o contenidos en base a video como es nuestro caso en el curso de marketing con videos, pues más precio puede uno lograr.

La otra cuestión acerca del curso, es que incluso bajo esta modalidad uno puede empezar a vender el curso antes de estar creado el producto. O sea, lo mínimo que tiene que tener creado uno es el primer módulo para poder empezar a vender el producto, porque tiene uno una semana por desarrollar el segundo, quince días para el siguiente, quince días para el siguiente… Entonces, el desarrollo del producto es bastante, bastante rápido.

Si aún usted no ha desarrollado un producto para comercializar por internet, lo ideal no es empezar por un libro digital como es lo que ocurre en el 99% de los casos, sino empiecen de una vez creando un producto que es mucho más fácil y mucho más rápido de diseñar que si fuera un libro digital.